Mitos sobre la obesidad: ¿la obesidad es una elección?

Queridas(as) lectores, cuando pensamos en obesidad, se nos viene a la mente que las personas que son obesas están así porque lo desean, porque no tienen fuerza de voluntad o porque tienen malos hábitos de alimentación. Sin embargo, hablar de obesidad es más complejo que pensar que una persona es gorda(o) porque come mucho o porque no hace ejercicio, suponer esto en realidad es ejercer estigma del peso y secundar mitos sobre la obesidad.

Acompáñenme a ver más allá de esos pensamientos, a romper prejuicios y mitos como los que menciono a continuación, además a descubrir conmigo que la obesidad no depende de un solo factor y que la respuesta no está en hacer una dieta milagrosa.

Dos mitos de la obesidad

Foto por Jarmoluk en Pixabay

  • ¿Por qué no cambias?

Cada persona es distinta, desde su forma de cuerpo, su pensamiento, sus preferencias y su apariencia. Y nadie tendría porque cambiar.

Hablando específicamente del tamaño de nuestro cuerpo, se tiene la idea de que una persona grande, con más volumen corporal es una persona que es descuidada consigo misma, que no se quiere, que no cuida lo que come y que su actividad física es nula. ¡Este es un gran mito!

Tener obesidad no es una elección, las personas con cuerpos grandes no siempre comen en exceso, no siempre saben que pasa con su cuerpo y no pueden “poner fin” a lo que les está provocando obesidad, es por eso que la mayoría de las personas con obesidad están en constante lucha con su cuerpo y con sus sentimientos, producto sobretodo de los prejuicios y los malos tratos de la sociedad, y aunado a esto para muchas personas, cambiar el cuerpo a toda costa los hará sentirse mejor, situación que muy pocas veces sucede.

Entonces, no es que no quieran cambiar, es que no tendríamos que pedirles que cambien, cada quien es distintos, con cuerpos y procesos diferentes.

Foto por AllGo – An App For Plus Size People on Unsplash

  • ¿Es cierto que estar gordo(a) es estar enfermo(a)?

Es cierto que la obesidad o mayor porcentaje de grasa corporal se correlaciona con algunas enfermedades (es importante saber que esta correlación se ha ejercido desde una postura muy reduccionista del peso), pero esto no es definitivo, una persona que vive con obesidad también puede vivir con alguna enfermedad que sea la causante de esa acumulación de grasa corporal o tener una salud completamente sana.

El tener un cuerpo grande no siempre es sinónimo de enfermedad. Es primordial que todas las personas nos realicemos chequeos médicos para monitorear nuestro estado de salud, independientemente de nuestro cuerpo o peso. Seamos personas obesas o personas delgadas siempre es fundamental tener una vigilancia médica.

Entonces, ¿qué causa mi obesidad?

Es importante mencionar algunas causas que nos pueden llevar a tener un cuerpo más grande y que no siempre está en nuestras manos modificarlas:

  • Ambiente obesogénico:

Largas horas de trabajo, poca disponibilidad de alimentos frescos, baja disponibilidad de agua potable, mayor acceso a alimentos industrializados altos en sodio, grasa y azúcar, menor tiempo de recreación y menos espacios seguros donde poder hacer una caminata (este ambiente recae en el sistema y sociedad en el que vivimos).

La cantante Lizzo dando un concierto. Imagen obtenida de Google Imágenes Mandatory Credit: Photo by Suzanne Cordeiro/Shutterstock

  • Falta de educación en salud:

Algunas campañas dirigidas a la población en materia de prevención se enfocan solamente al peso corporal, a números en una cinta métrica, sin embargo, se le da poca importancia a enseñar a la población a cómo elegir mejor sus alimentos, no para ser delgados, si no para mejorar en calidad su alimentación.

  • Poca empatía en área de salud:

Cuando una persona con cuerpo grande asiste al médico, puede que los especialistas de la salud se enfoquen en el peso como algo primordial, ejerciendo estigma del peso, atribuyéndole todos los males a cuanto pesa la persona, así sea que la dolencia sea provocada por alguna otra cuestión. Esto hace que las personas con obesidad no asistan al médico y se puedan automedicar provocando que la enfermedad, sea cual sea, avance por miedo a ser juzgadas por su peso. Este tipo de prácticas antitéticas genera que las personas con cuerpos grandes tengan menos atención medica, lo cual es sumamente peligroso.

  • Hormonas:

Distintas hormonas entran en acción en nuestro cuerpo todos los días, y algunas están relacionadas con como el organismo utiliza los alimentos que consumimos, otras están ligadas a nivelar el apetito, si estas hormonas no se encuentran en equilibrio el peso corporal cambia independiente de la cantidad de alimento que se consuma.

  • Genética:

Existen mutaciones genéticas en donde se desarrolla obesidad, también la genética está relacionada con la cantidad de tejido graso que puede tener una persona, la cantidad de masa muscular y la sensibilidad de algunas hormonas como la insulina.

  • Psicológicas:

Condiciones como la ansiedad o depresión modulan la manera en la nos comportamos ante los alimentos, podemos tener periodos de ayuno o de atracones y por ende cambios en el peso, pero debemos tener en cuenta que la raíz de esto no es una causa dietética, su origen es psicológico y es así como se debe tratar. Aquí en Kathartiko contamos con terapia psicológica en modalidad online para que puedas trabajar estos aspectos psicológicos.

Imagen obtenida de Google Imágenes

Las personas con obesidad deben de ser tratadas por igual

Para concluir, sea cual sea la causa, debemos tener en cuenta que las personas con obesidad deben de ser tratadas por igual, debemos dejar de lado la estigmatización, dejar de juzgar y pensar de forma negativa, dejar de señalar con el dedo, porque ser delgado no es un privilegio, solo es una forma de cuerpo, sin más ni menos.

Cuidar de nuestra salud va más allá de comer menos, de ver como bajan los números en la báscula, somos seres integrales y es así como se debe de abordar también la alimentación, te recuerdo que en Kathartiko contamos con lo necesario si es que tu decisión es cambiar tu alimentación o probar nuevas recetas, estamos listas(os) para ustedes con consultas de nutrición que no se enfocan en el peso, si no en tu bienestar integral.

Si tienen alguna experiencia o comentarios acerca del tema, nos gustaría mucho poder leerlos, si desean que sea más personal, pueden escribirme a nutricion@kathartiko.com me dará mucho gusto poder tener contacto contigo.

Puedes agendar tu cita para comenzar con tu plan nutricional, para agendar cita contáctanos en nuestras redes @kathartiko o nuestro WhatsApp: 55 6977 1139. Si deseas apartar tu cita de psicoterapia individual dale clic a este link: https://kathartiko.com/psicoterapia-online/


Si te gustó este artículo te pueden interesar los siguientes:

Mindfulness eating, el propósito de comer con atención plena

Hipotiroidismo, ¿qué puedo comer?

Yo soy mi propio estándar de belleza



Referencias:

Celis, L. G. (2010). Disruptores endocrinos y obesidad (endocrine disruptors and obesity). Iatreia, 23(4-S).

Martinez, J. A., Moreno-Aliaga, M. J., Marques-Lopes, I., & Marti, A. (2002). Causas de obesidad.

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, ¿te podemos ayudar en algo?
Hola👋,
¿me podrían ayudar?