¿Tienes el protagónico de tu vida?

¿Alguna vez te has imaginado que tu vida es como una serie?, sí, de esas que pasan en Netflix. Si fuera así ¿qué nombre tendría la serie de tu vida?, ¿de qué género sería? La mía se llamaría “Sueños de una Paloma” (ojalá escucharás mi risa después de que escribí esto), sería una comedia dramática y estoy en la trigésima temporada, en el capítulo 12: “cómo sobrevivir al 2020 siendo torpe”. Esto nos lleva a la pregunta más importante: ¿tienes el protagónico de tu vida o parece que eres un actor o actriz secundario(a) dentro de tu propia serie?

Si no sabes con exactitud qué papel tienes en tu propia serie o quieres asegurarte que sí eres el/la protagonista, acompáñame a descubrirlo en este artículo y a analizar si estás siendo responsable de tu vida.

Estos meses hemos tenido mucho tiempo para reflexionar, y ya como está a punto de finalizar este año, que mejor momento para analizar lo qué pasó y lo más importante, profundizar nuestra postura ante el mundo y nuestro papel ante la vida.

Responsabilidad-Protagónico

¿Tienes el protagónico de tu vida?Pero antes de profundizar sobre nuestro rol, te hago otra pregunta, ¿qué se te viene a la mente cuando hablamos de responsabilidad?  Seguramente obligaciones, trabajo, tareas o pararte temprano. Y es que, este es un término que efectivamente usamos para decir que hacemos las cosas que tenemos que hacer, en el momento que tenemos que hacerlas y muchas veces porque las tenemos que hacer. ¿Aburrido, cierto?

Cambiemos un poco los anteojos de lo que creemos  es “ser responsables” y hablemos de una responsabilidad más proactiva, que en conjunto con esa palabra nos referimos a una responsabilidad orientada al cambio, a tomar las riendas de las cosas que suceden en lugar de esperar a que las cosas sucedan.

Claro siempre pasan cosas, por más aburrida que creas que es tu vida, hay siempre sucesos externos en los que tu intervención no es cambiar lo que pasó o prevenirlo con exactitud; esta pandemia nos enseñó eso, que pasan cosas que no podemos controlar y la mejor manera de no pasarla tan mal es en ser flexibles y aceptar los sucesos, pero la responsabilidad de la que hablamos interviene en qué vamos a hacer con esto que pasó y tener el protagónico de tu vida.

Toma las riendas de tu vida

Así mismo, implica como dicen siempre “tomar las riendas de tu vida”, entender que hay otros personajes involucrados en tu trama, pero eres el/la guionista y el/la directora(a) de tu serie, por lo tanto, eres el/la responsable de esa creación. Como diría Amado Nervo “el/la arquitecto(a) de tu propio destino”.

Cuidado aquí, a veces creemos que ser responsable es siempre exigirnos, siempre auto-criticarnos, siempre juzgar lo que hacemos o atormentarnos por nuestros errores, esta forma de ver la responsabilidad nos genera una parálisis de acción, mucha tristeza, enojo y angustia. Trátate bien, permítete equivocarte, eso también es responsabilidad.

Entonces una persona protagonista es aquella que acepta los sucesos, pero decide intervenir activamente en ellos, no los va a cambiar, pero sí se preguntará ¿qué puedo hacer con esto?, ¿cómo me puedo sentir mejor con lo que está pasando?, ¿cómo lo soluciono? Y sí también a veces se lamenta de la circunstancia o se culpa, pero no se engancha en eso, se permite sentir emociones “desagradables” pero después genera un cambio de pensamiento y conducta.

Vistima

¿Tienes el protagónico de tu vida?

Meme tomado de Google imágenes

Por supuesto, no solo existe el papel del protagonista (responsable), también puedes ser un actor o una actriz secundario(a) (la víctima o vistima como el meme), en la analogía: sería tu serie, pero alguien la escribió y dirigió por ti y no te involucraste en la creación, pero tu hobbie es decirle a los demás lo que hicieron mal, de algo que te tocaba hacer a ti.

Veámoslo más en el día a día, las personas con un papel secundario dentro de su propia vida, creen que la vida es solo sobre los sucesos que pasan y que poco o nada pueden hacer ante eso, que tienen poca responsabilidad de lo que pasa y muy pocas veces buscan solución, al contrario suelen solo lamentarse por las circunstancias, quejarse constantemente, culpar a los demás de todo, ya sea, a la familia, los amigues, a la sociedad, al universo, al mundo o a seres supremos.

Todes tienen la culpa, menos elles. Te suenan frases como: “ella/él me descuidó por eso me fui con alguien más”, “yo no hice nada malo”, “tú tienes la culpa de todo lo que me pasa”, “la culpa es por cómo me criaron mis papás”, “todes me odian”, “todo lo malo me pasa a mí” y entre muchas más.

Ahora pongamos un ejemplo de los dos papeles que puedes tener en tu propia vida:

Circunstancia

Protagonista (responsable)

Secundario (víctima)

La empresa en la que trabajas hace un recorte de personal por la pandemia y te despiden.

Pensamiento

“Esta muy feo que en estos momentos me pase esto, pero ni modo tengo que seguir adelante y buscar una manera de ganar dinero”.

Actitudes:

-Comienzas a mandar CVs a otras empresas.

-Compras y vendes cosas.

-Emprendes.

Pensamientos

“Es lo peor que me puede pasar”, “por qué me pasa esto a mí”, “todo lo malo me pasa a mí”, “me voy a morir de hambre”, “el mundo me odia”

Actitudes:

-Te quejas constantemente.

-No haces nada por buscar trabajo o ganar dinero.

Esto es un claro ejemplo de lo que decimos en la terapia cognitivo conductual “no son los acontecimientos lo que nos generan los estados emocionales, sino la manera de interpretarlos”, es decir, no es lo que pasa o la situación en sí, es la manera en que nosotres estamos percibiendo las cosas y el rol que queremos tomar: ser responsable o ser víctima.

En resumen:

¿Tienes el protagónico de tu vida?

No importa cuántos capítulos tiene o tendrá tu serie, lo importante es involucrarte en el proceso, saber que tú eres el o la única que podrá cambiar cómo te sientes y lo qué haces. Eres el o la única capaz de hacer cambios en tu vida, es EL momento, el momento de recapitular y preguntarte sobre tu siguiente temporada.

¿Tienes el protagónico de tu vida?

Foto por Pavel Castillo, @pavelnetwork

Te invito a hacerte preguntas sobre ¿cuánto tiempo voy a esperar para tener el protagónico?, ¿qué puedo cambiar en mi vida?, ¿cómo puedo solucionar lo que pase?, ¿soy totalmente feliz con lo que hago?, ¿cuándo voy a atreverme a hacer ese capítulo que tanto deseo?

Toma este año tan inolvidable para decidir qué papel quieres tomar ante la vida y en su caso, te apoderes de tu protagónico.

Por último, quiero aprovechar este espacio para agradecerte que hayas estado otro año en nuestra bella familia Kathartiko, te deseo que a pesar de las circunstancias pases unas fiestas llenas de salud y amor.

Recuerda que puedes escribirme a palomapalacios@kathartiko.com para compartir experiencias, si deseas apartar tu cita de psicoterapia dale clic a este link: https://www.kathartiko.com/psicologos.php

¡Te mando un abrazo gigantesco, nos vemos en el 2021!

Si te gustó este artículo te puede interesar los siguientes:

-2021: disfruta del tiempo

-Sé tu mismo: único e irreemplazable

-¿Ser perfectos?: lo que necesitas saber

0

About Author /

CEO y fundadora de KATHARTIKO. Contacto: palomapalacios@kathartiko.com

4 Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, ¿te podemos ayudar en algo?
Hola👋,
¿me podrían ayudar?