Anatomía cerebral del Alzheimer

¿Has escuchado alguna vez sobre el Alzheimer? Probablemente sí, ya que desafortunadamente desde hace algunos años es una de las enfermedades neurodegenerativas más comunes en nuestro país. El World Alzheimer Report estimó que tan sólo en 2015 había poco más de 800,000 personas con demencia en México, de las cuales el Alzheimer es la principal enfermedad. Acompáñanos en este artículo a conocer la anatomía cerebral del Alzheimer.

¿Qué es el Alzheimer?

Foto por Ayo Ogunseinde en Unsplash

Se trata de un padecimiento crónico, neurodegenerativo y progresivo, caracterizado por alteraciones en los procesos cognitivos, la conducta y el estado de ánimo y aunque suele ser más frecuente en adultos mayores no necesariamente se da en esta población.

Hoy se sabe que el envejecimiento no es sinónimo de demencia, porque a pesar de que la edad juega un factor de riesgo importante, no todos los adultos mayores la desarrollan. Inclusive hay casos donde se ha detectado inicio temprano/precoz en personas de tan solo 40 y 50 años.

Factores de riesgo

Se sabe que los factores de riesgo más importantes son los antecedentes familiares, la genética y la edad, aunque erróneamente se ha atribuido esta enfermedad únicamente al adulto mayor cuando en realidad se han detectado casos con en personas más jóvenes.

Aunado a lo anterior, se cree que la desventaja social y económica que propician desinformación y exposición temprana a otros factores de riesgo que en conjunto podrían influir en la aparición del Alzheimer como: desnutrición, acceso limitado a la educación y a sistemas de salud, que a su vez propician ausencia de seguimiento a otras enfermedades.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta enfermedad afecta distintas áreas de la vida como la cognición, la conducta, el estado de ánimo, entre otras áreas. Como sabemos existen distintos signos y síntomas de este tipo de demencia, aunque no todas las personas presentan todos los signos y síntomas, tampoco se presentan en el orden de aparición que mostramos a continuación:

  • Deterioro mental y pérdida de la memoria.
  • Dificultad para comprender cosas.
  • Dificultad para concentrarse, planificar o resolver problemas.
  • Confusión en distintas cosas, por ejemplo, respecto a lugares o el paso del tiempo.
  • Delirios.
  • Desorientación.
  • Incapacidad para crear nuevos recuerdos.
  • Dificultad o incapacidad para hacer operaciones matemáticas sencillas.
  • Olvidos recurrentes.
  • Incapacidad para reconocer cosas comunes.
  • Problemas para completar tareas diarias en el hogar o en el trabajo.
  • Agitación.
  • Mostrarse agresivos o irritables.
  • Cambios de personalidad.
  • Deambular y/o perderse.
  • Dificultades visuales o de espacio, por ejemplo, no comprender distancias al conducir, perderse o poner cosas en lugares equivocados.
  • Cambios de humor o altibajos emocionales.
  • Apatía.
  • Depresión.
  • Paranoia.
  • Problemas de lenguaje, como por ejemplo, repetición sin sentido de palabras propias, habla confusa, problemas para encontrar palabras o vocabulario reducido oral y/o escrito.

Estos síntomas no se deben tomar como un diagnostico propio, los únicos adecuados para hacer un diagnostico son médicos especializados en neurociencias y psicólogos especializados en neurociencias.

Anatomía cerebral del Alzheimer: Etapa inicial

Si hablamos en términos anatómicos, el Alzheimer también se puede traducir como la pérdida de neuronas y de la conexión que existe entre ellas, a lo cual denominamos “sinapsis”.

Este deterioro suele iniciar en una zona específica del cerebro: el hipocampo. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, se afectan otras regiones cerebrales. El hipocampo es quien se encarga de la formación de nuevas memorias y del proceso de aprendizaje. Por esta razón, las personas con Alzheimer inicial suelen tener dificultades para recordar cosas o para retener nueva información.

Por otro lado, se ha observado una reducción general del tejido cerebral, los surcos se ensanchan notablemente, hay un encogimiento de los pliegues de la capa externa del cerebro y los ventrículos que contienen líquido cefalorraquídeo se agrandan (observar imagen 1). Todas estas alteraciones generan que la persona pierda la habilidad para realizar tareas rutinarias como vestirse, asearse, alimentarse, entre otros.

A medida que la enfermedad de Alzheimer se comienza a propagar a través de la corteza cerebral (la capa externa del cerebro), el juicio también empieza a disminuirse, generando afectaciones en el lenguaje y cambios emocionales tales como deambulación y agitación.

Imagen 1. Imagen por BrightFocus Foundation

 

Anatomía del cerebro del Alzheimer: Etapa final

En la etapa final de la enfermedad, los síntomas cerebrales se agravan, en este momento las personas pueden llegar a perder por completo sus habilidades comunicativas y por ende, la capacidad de reconocer por completo sus recuerdos, fechas, lugares y apariencias faciales. En este punto también se llega a acentuar la rigidez muscular e incluso pueden aparecer temblores y crisis epilépticas.

Ojo: Las etapas brindan una idea general de cómo cambian las habilidades una vez que aparecen los síntomas y solo debe usarse como guía general, incluso no todas las personas pueden llegar a tener los síntomas en este orden.

Foto por Danie Franco en Unsplash

Expectativa de vida

Si bien es cierto que en la actualidad no existe una cura para el Alzheimer, las investigaciones continúan dando pasos importantes no sólo para mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen, sino para proporcionar mejores formas de retardar el inicio y desarrollo de la enfermedad.

Evidentemente el diagnóstico juega un papel muy importante, pues debe ser lo más oportuno posible, ya que esto permitirá una mejor y rápida intervención.

Recuerda que no todas las pérdidas de memoria son causadas por el Alzheimer, sin embargo, si tú o algún familar/conocido presentan algún síntoma de demencia, consulta a un médico. En el INAPAM (Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores) podrás recibir un diagnóstico, seguimiento y psicoeducación para comprender el proceso demencial y logren una mejor comunicación con el paciente.

5 recomendaciones para vivir con Alzheimer

Sabemos que, cuando se tiene un diagnóstico de Alzheimer es muy complicado para la persona que lo está experimentado pero también para los familiares, para guiarlos un poco en este camino les dejamos 5 recomendaciones breves para vivir con esta enfermedad.

  1. Date o dale tiempo a la persona para acostumbrarse al diagnóstico.
  2. Reúne a tus/sus familiares y amigos para crear una red de ayuda y apoyo.
  3. Ocúpate u ocúpense en el cuidado de su salud emocional, física y espiritual.
  4. Identifique las fuentes de estrés e intente reducirlas.
  5. Asistan a revisiones médicas periódicas y mantengan hábitos saludables.

Como dicen por ahí, es muy importante saber como funcionan las cosas para entender y tomar mejores decisiones, así que ya conoces un poco sobre la anatomía cerebral del Alzheimer. Estamos conscientes de lo difícil que puede ser esta enfermedad, pero también sabemos que en conjunto de especialistas podemos trabajar por una mejor calidad de vida.

Déjanos tus dudas, comentarios o experiencias en andreaarteaga@kathartiko.com y te leeremos con gusto. No olvides que en este blog caminamos juntos(as) y nos encanta escucharte.

Nos vemos, ¡hasta la próxima!

Si deseas apartar tu cita de psicoterapia online dale clic a este link: https://www.kathartiko.com/psicologos.php

Te pueden interesar los siguientes artículos:

-Lo que no sabías del TDAH

-Depresión, la enfermedad del año

-Hola, soy el Trastorno del Espectro Autista


Referencias:

Gobierno de México (2020). Alzheimer, principal causa de demencia en personas mayores.

IMSS (2015). Enfermedad de Alzheimer.

Organización mundial de la salud OMS (2020) Demencia.

About Author /

Psicóloga, maestra en Neuropsicología y diplomada en Filosofía para niños. Actualmente coordinadora del departamento psicopedagógico de un colegio particular del estado de Querétaro, en donde además funjo como docente de estimulación multisensorial en alumnos preescolares. Así mismo, terapeuta y co-propietaria de CIDI Clínica de Intervención y Desarrollo Integral, creadora de contenido en redes sociales para mi cuenta @c.ognitive y colaboradora en KATHARTIKO escribiendo en la sección de «Tu salud mental».

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, ¿te podemos ayudar en algo?
Hola👋,
¿me podrían ayudar?