¿Cómo sé si mi hijo tiene depresión?

En el día a día, solemos preguntar a los demás “¿cómo estás?” en automático la respuesta puede ser: “bien”. Ahora, pregúntate ¿qué es bien? detrás de esa respuesta automática puede haber muchas emociones. Entonces, surge la inquietud, ¿cómo crees que se siente tu hija(o)?, recordemos que todo ser humano experimenta altibajos emocionales y es importante identificar a tiempo los síntomas para así prevenir el desarrollo de trastornos mentales, me encantaría que puedas seguir leyendo este artículo, en el cual nos enfocaremos en ¿cómo saber si tu hijo tiene depresión?

¿Cómo sé si mi hija(o) tiene depresión?

Foto por Dev Asangbam en Unsplash

La depresión es un trastorno de desregulación del estado de ánimo, afecta la salud física y mental, y es multifactorial, es decir, existen diferentes razones por la que una persona desarrolla depresión. Se expone que los detonantes pueden ser factores biológicos, psicológicos y/o sociales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es la cuarta enfermedad que causa discapacidad en la adolescencia a nivel mundial. Este trastorno se puede diagnosticar en tres niveles: leve, moderado y grave, según su nivel de afectación, la gravedad y la duración de los síntomas.

¿Cómo sé si mi hijo tiene depresión?

¿Cómo sé si mi hijo tiene depresión? Para realizar el diagnóstico de depresión se debe experimentar cinco o más de los síntomas, en un tiempo mínimo de dos semanas, no olvides que psicólogos clínicos y/o psiquiatras son los únicos capacitados para diagnosticar dicho trastorno y el proceso se hace en terapia o en sesiones de evaluación.

Como padres deseas que tus hijas(os) se encuentren bien todo el tiempo, enfrentar una situación en donde un hijo(a) este pasando por depresión, es difícil. A continuación, encontrarás los síntomas y la forma en la que un adolescente puede proyectar depresión:

1. Sentirse triste o irritable la mayor parte del tiempo, percibir desesperanza o sensación de vacío
  • Los adolescentes pueden iniciar discusiones frente a diversas situaciones y así lograr expresar emociones de tristeza o desesperanza, enojarse con facilidad y presentar llanto.
2. Pérdida de interés en actividades que antes realizaban y causaban motivación
  • Suelen indicar que se sienten aburridos constantemente y no aceptan realizar actividades. Dejan de asistir a lugares que visitaban con regularidad o dejan de hacer actividades que les agradaba. Prefieren quedarse en su habitación durmiendo, escuchando música o haciendo alguna actividad que no requiera esfuerzo físico y de esta manera evitar relacionarse con otras personas, especialmente, con otros adolescentes.
3. Alteración en el apetito, provocando aumento o pérdida de peso
  • No tienen deseos de comer, bajan de peso de manera notable. O se presenta lo contrario, necesidad de alimentarse constantemente, de preferencia comida rápida, golosinas o alimentos altos en azúcar, el aumento de peso es notable y la grasa se acumula en la zona visceral.
4. No poder dormir o desear dormir todo el día
  • Cuando los adolescentes presentan insomnio durante la madrugada lloran, piensan constantemente en sus problemas y se juzgan así mismos, suelen ver programas en televisión tristes o escuchar música en ritmos bajos, para lograr identificarse con alguien más o con alguna situación. Al dormir mucho, no descansan, el sueño no es reparador, entonces se sentirán sin energía.
5. Tener movimientos agitados o presentar un retraso en ciertos movimientos
  • Los movimientos agitados o repetitivos en la depresión, se pueden tener al experimentar ansiedad o insomnio, algunos ejemplos de movimientos pueden ser: temblor en piernas, tambalearse de un lado a otro, tics oculares, etc. El retraso en movimientos puede ser provocados por pasar la mayor parte del tiempo realizando actividades que no requieren esfuerzo físico.
¿Cómo sé si mi hija(o) tiene depresión?

Foto por Adrian Swancar en Unsplash

6. Pérdida de energía o fatiga la mayor parte del tiempo
  • Expresan constantemente estar cansados y se logra observar el agotamiento, también pueden decir de manera constante que se sienten cansados o que no quieren hacer nada.
7. Sentimiento de culpabilidad y/o sentirse inútil
  • Suelen sentirse incomprendidos, piden disculpas constantemente y se sienten frustrados al no hacer o terminar diversas actividades. Algunas veces pueden llegar a refugiarse en adicciones.
8. Dificultad para concentrarse y tomar decisiones
  • Los adolescentes pueden compararse constantemente, ser autocríticoa, tener un autoconcepto negativo. Se evidencia en bajas calificaciones, olvidan hacer ciertas actividades, dejan tareas a última hora y no concluyen lo que empiezan.
9. Aislamiento
  • Suelen aislarse, no salir de su cuarto, no aceptar salidas con compañeros o amigas(os), cancelar constantemente los planes sociales, no contestan su celular, evitan cualquier actividad que involucre relacionarse con otras personas.
10. Pensamientos constantes relacionados a la muerte, deseo o miedo a morir.
  • Este síntoma se puede enlazar con la autopercepción de inutilidad, ya que consideran que fallan todo el tiempo, en ese momento aparecen los pensamientos suicidas  y las autolesiones.

Es importante agregar que UNICEF realizó un estudio en América Latina y el Caribe para conocer el impacto de la pandemia COVID-19 en la salud mental y emocional de los adolescentes, mostrando que el 15% han presentado depresión. 1 de cada 2 adolescentes han perdido la motivación en actividades que disfrutaban hacer, el 43% de adolescentes del genero femenino presentan una actitud negativa hacia el futuro y el 31% en género masculino. Finalmente, el 73% pidió ayuda de profesionales de salud mental.

No olvidemos que en la adolescencia un aspecto importante y necesario del desarrollo es la socialización, la cual se ha visto interrumpida, provocando en ellos sentimientos de soledad, apatía y frustración. Las cifras del estudio mencionado, son alarmantes y como padres de adolescentes es necesario implementar conductas de protección como, por ejemplo:

  • Validar las emociones:

No evadir el estado emocional que el/la adolescente pueda expresar o evitar indicarle frases como: “no seas exagerado(a)”, “no es para tanto”, “deja de llorar, no te paso nada”, etc. Como padres debemos estar alertas a lo que los adolescentes dicen, cuando atraviesan por una depresión, no expresan las ideas relacionadas a la muerte de forma directa, si no en frases como, por ejemplo: “esta vida no me gusta”, “si me muero nadie me va a extrañar”, “a veces es mejor estar muerto”, “quiero desaparecer”, “no sé para que sigo en este mundo”, “no encuentro el porque de seguir aquí” etc.

  • Ser empáticos:

La empatía ayuda a poder comprender a la otra persona, es importante respetar el punto de vista que el/la adolescente pueda expresar y evitar imponer, los adolescentes están en una etapa de descubrimiento en donde podrán aprender por si solos(a). No juzgues o te burles de lo que puedan decir, en ocasiones no estamos de acuerdo con las opiniones de nuestros hijas(os) pero eso no quiere decir que estén mal, ellos también tienen que aprender por si solas(os).

  • Escucharlos:

Escuchar con atención mientras el/la adolescente hable, dejar de hacer alguna otra actividad para que así se sienta cómodo(a) para expresarse con libertad. Procurar ver a los ojos mientras el/la adolescente esta hablando, no juzgar o regañar, porque de esta manera el/la adolescente perderá la confianza con quien este expresándose.

  • Comunicación respetuosa:

Ser asertivos al momento de hablar, evitar las preguntas cerradas, ya que, estas serán una barrera para poder tener una conversación.

  • Brindar la oportunidad de que sean atendidos por profesionales en la salud mental:
¿Cómo sé si mi hija(o) tiene depresión?

Foto por Ángel López en Unsplash

A veces como padres, podemos pensar que cuando nuestro hijo(a) va a terapia el rol de padre puede ser juzgado, pero no es así, al contrario, podrás adquirir herramientas para poder fortalecer el lazo con tu hijo(a). Es importante acceder a que nuestros hijas(os) tengan un apoyo por un profesional en salud mental, así ellos podrán trabajar en su estado mental y emocional.

Para tratar una depresión es necesario iniciar un proceso psicoterapéutico, en algunos casos, cuando el profesional en psicología lo considera necesario se refiere a un médico psiquiatra para llevar un tratamiento farmacológico junto con psicoterapia.

En definitiva, experimentar depresión es desgastante, el sentimiento de vacío constante y de no saber para qué estás vivo es atemorizante, por eso es fundamental y necesario escuchar a los adolescentes, brindarles apoyo y acceder cuando ellos piden ser atendidos por profesionales en psicología.

Me encantaría conocer tu experiencia o si tienes alguna inquietud me puedes escribir a belencardenas@kathartiko.com Recuerda, la adolescencia es una etapa que requiere valentía, en esta sección de Catarsis Adolescente podrás adquirir conocimientos para fortalecer el vínculo con tu adolescente día con día. No te olvides de ver el video sobre este artículo hecho por nuestra adolescente (este vídeo está por estrenarse). Gracias por leerme ¡Nos vemos en la próxima!

Si deseas apartar cita de psicoterapia online para tu adolescente o para ti dale clic a este link: https://www.kathartiko.com/psicologos.php

Te pueden interesar los siguientes artículos:

-Suicidio: sé red de apoyo

-¿Cómo ayudar a tu hija(o) a superar una ruptura amorosa?

-Depresión, la enfermedad del año


Referencias:

Organización Mundial de la Salud (OMS). (2020). Salud mental del adolescente. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/adolescent-mental-health

Torrejón, J. (2020). Depresión frente a la pandemia en adolescentes de una I.E., Tacna-2020. Tesis de grado. Universidad Autónoma de ICA. Recuperado de: http://repositorio.autonomadeica.edu.pe/bitstream/autonomadeica/807/1/Jessica%20Paola%20Torrej%c3%b3n%20Aponte.pdf

UNICEF. (2021). El impacto del COVID-19 en la salud mental de adolescentes y jóvenes. Recuperado de: https://www.unicef.org/lac/el-impacto-del-covid-19-en-la-salud-mental-de-adolescentes-y-j%C3%B3venes

About Author /

Psicóloga clínica graduada en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala con reconocimiento en tesis de grado. Experiencia en psicoterapia con niños, adolescentes y adultos. Interesada en profundizar conocimientos en la psico-oncología. Laborando actualmente en clínica particular, brindo consultas privadas en la ciudad de Guatemala. Y ahora colaboradora en KATHARTIKO.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, ¿te podemos ayudar en algo?
Hola👋,
¿me podrían ayudar?