Adolescente apático: mi hijo no tiene ganas de nada

Regularmente, los o las adolescentes reciben frases como: “No seas flojo(a), levántate…” “Deberías socializar más, solo te gusta dormir” “Tienes pocos amigos, deberías de ser más sociable”, entre otras frases. ¿Las has escuchado o dicho? posiblemente la persona que recibió esas palabras está experimentando apatía, es decir, no tiene ganas de hacer nada. Te invito a seguir leyendo este artículo y así conocer más sobre este tema e identificar herramientas para saber cómo actuar con un/una adolescente apático(a).

Adolescente apático: mi hijo no tiene ganas de nada

Foto por Vladislav Muslakov en Unsplash

¿Qué es eso de la apatía?

La apatía es un estado de pasividad en donde la persona experimenta pérdida de motivación e interés, falta de energía, indiferencia, incapacidad para sentir y expresar emociones. Puede afectar todas las áreas en las que el/la adolescente se desenvuelve: académico, familiar y social.

Describir la apatía como parte de la adolescencia no es acertado, puesto que la apatía puede ser un signo de alarma. Atrás de esto puede existir una antesala de depresión, ansiedad, trastorno de conducta alimentaria, fobia, entre otros. También puede funcionar como un mecanismo de defensa ante situaciones de estrés, como, por ejemplo: dinámica familiar hostil, padre o madre con adicciones, problemas económicos y/o crianza rígida. Al mostrar una actitud apática el/la adolescente evita enfrentar dichas situaciones y así evadir la frustración o el sufrimiento.

Actualmente, la apatía ha sido una consecuencia en los y las adolescentes debido al aislamiento social por COVID-19 (Sánchez, 2021).

¿Cómo se ve un adolescente con apatía?

Un adolescente apático suele mostrar desinterés en el área académica, se le dificulta expresar emociones, tiene pocos amigos, busca depender de alguien más y así evadir la toma de decisiones, se deja llevar por tendencias y no ser auténtico(a), tienen necesidad de dormir más tiempo o no poder dormir, se les dificulta hacer actividades o levantarse, pasan la mayor parte del tiempo acostados, navegando en el internet o viendo la televisión, evitan salir de casa, o con amigos y prefieren quedarse en su cuarto.

Adolescente apático: mi hijo no tiene ganas de nada

Foto por Annie Spratt en Unsplash

No es algo fácil para el o la joven sentirse así, por ello, es fundamental tener mucha paciencia porque las palabras como: grosero(a), rebelde, antisocial, aislado(a), flojo(a) o haragán, pueden afectar considerablemente el autoestima y autoconcepto. Considera que para los jóvenes experimentar apatía puede ser difícil de identificar, a diferencia de padres, hermanos, o demás personas que están a su alrededor que logran identificarlo más rápido.

¿Qué hago si mi hija(o) no tiene ganas de nada?

A continuación, podrás observar algunas herramientas para saber cómo actuar ante un o una adolescente con apatía:

  • Crea espacios de comunicación:

Crear un espacio de comunicación respetuosa en donde se busca evitar frases similares a las que se mencionaron al inicio, un espacio en donde se sienta escuchado(a), comprendido(a) y en donde se validen sus emociones. Por ejemplo, cuando tu hijo(a) se acerque a conversar contigo, deja lo que estés haciendo y préstale atención, muestra interés, haz preguntas para que perciba que estás validando lo que dice.

Si no estás de acuerdo con lo que esta expresando, puedes proponerle opciones, así le estarás diciendo de manera asertiva (respetuosa) que puede estar equivocado(a) y no sentirá que estás debatiendo su punto de vista o imponiendo ideas.

  • Activación:

La apatía también puede surgir cuando los/las jóvenes tienen la mayor parte del tiempo libre o realiza actividades que han sido impuestas. La recomendación es darle opción a que elija actividades que le llamen la atención y en donde pueda tener relación con otros adolescentes de su edad. De esta manera podrá fortalecer su autoconcepto y autoeficacia. Entrenar un deporte que sea en equipo puede ser una buena opción.

Adolescente apático: mi hijo no tiene ganas de nada

Foto por Aedrian en Unsplash

Si tu hijo(a) no sabe que le gusta o no le gusta nada puedes darle el espacio de experimentar y/o hacer cosas con él o ella para que descubra lo que le guste.

  • Ser pacientes:

Evitar presionar a que realice actividades de un día para otro. Con paciencia se obtendrán modificaciones conductuales de manera gradual. Puedes hacer actividades para que perciba que lo estarás acompañando en el proceso de descubrimiento y sabrá que no está solo(a). Evita reforzar lo negativo con regaños o sermones, refuerza lo positivo con abrazos, frases o actividades nuevas, así tu hijo(a) se sentirá motivado(a).

  • Acceder a un acompañamiento psicológico:

Brindarle la opción de ser atendido(a) por un profesional en salud mental. Algunas veces, no logran expresarse con sus padres por temor a ser juzgados o incomprendidos, al llevar un proceso psicoterapéutico podrá adquirir herramientas en búsqueda de un bienestar emocional.

En resumen:

En resumen, la apatía es un estado de pasividad en donde los/las jóvenes no se sienten motivados(a) ante estímulos y considerar que es “normal” dentro de la adolescencia puede ser un factor de riesgo en la adultez, teniendo como consecuencia una realidad distorsionada, inmadurez y dificultad en habilidades sociales.

Para concluir, es importante estar alertas a todo adolescente, ser empáticos y respetuosos ante esta actitud, no juzgar, buscar la mejor manera de poder ayudar, no olvides que la pereza casi siempre, tiene un trasfondo.

Me encantaría conocer tu experiencia o si tienes alguna inquietud me puedes escribir a belencardenas@kathartiko.com Recuerda, la adolescencia es una etapa que requiere valentía, en esta sección de Catarsis Adolescente podrás adquirir conocimientos para fortalecer el vínculo con tu adolescente día con día. No te olvides de ver el video sobre este artículo hecho por nuestra adolescente. Gracias por leerme ¡Nos vemos en la próxima!

Si deseas apartar cita de psicoterapia online para tu adolescente o para ti dale clic a este link: https://www.kathartiko.com/psicologos.php

Te pueden interesar los siguientes artículos:

Estereotipos sobre el cuerpo en la adolescencia

¿Cómo ayudar a tu hija(o) a superar una ruptura amorosa?

¿Cómo sé si mi hijo tiene depresión?


Adolescente apático: mi hijo no tiene ganas de nada

 


Referencias:

Consuegra, N. (2010). Diccionario de psicología. 2 ed. Colombia: ECOE Ediciones

Franco, A. (2017). Apatía y depresión en pacientes con daño cerebral adquirido en lóbulo frontal. Tesis doctoral. Universidad autónoma de Madrid.

Sánchez, I. (2021). Impacto psicológico de la COVID-19 en niños y adolescentes. Medisan, 25(1).

Suck, A. (2013). Orientación psicológica. Editorial El manual moderno S.A. México D.F.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search

Abrir chat
Hola, ¿te podemos ayudar en algo?
Hola👋,
¿me podrían ayudar?