¿Puedes ser amigo(a) de tu ex? Lo primero que te tienes que preguntar es ¿cuál es la verdadera razón por lo que quieres ser su amigo(a) y qué es lo que esto implica?

Foto por Kelly Sikkema en Unsplash

La ruptura de una relación involucra muchas emociones y sin duda es uno de los momentos más complicados que podemos experimentar las personas, ya que implica desilusiones, miedos, culpas y por supuesto mucho cambio. Ese cambio que muchas veces no queremos abrazar y nos aferramos al pasado, a lo que vivimos con esa persona especial.

Las rupturas también están repletas de decisiones y unas pueden ser muy duras, pero no sé si a ti te ha pasado que en algunas ocasiones cuando se termina una relación a veces se plantea la posibilidad de seguir una amistad.

Hay una gran controversia en esto: que si es bueno ser amigos, que si se puede, que no es sano, entre otras cosas más. Aquí en Kathartiko trataremos de explicarte por qué es saludable no ser la mejor o el mejor amigo de tu ex.

Eso sí, hay que diferenciar entre ser amables y amigables a tener una amistad o ser el mejor amigo(a) de tu ex. Ser amable y cordial es sin duda una de las mejores decisiones que podemos tomar para cerrar en paz el ciclo, no es necesario odiar a tu ex y volverlo un enemigo, pero no es para nada sano volverlo tu mejor amigo, ese amigo(a) al que le cuentas todo, que se van a tomar tragos o que se hablan todos los días sin descanso.

Foto por Luis Galvez en Unsplash

Cuando terminamos con alguien atravesamos una etapa de duelo, que puede durar hasta los dos años, y convertirnos en el súper cuate de nuestra ex pareja, hace que ese periodo pueda prolongarse más y sea muy difícil cerrar la herida.

El “podemos ser amigos” se utiliza muchas veces para alargar el apego hacia la otra persona. Y es que la mayoría de las veces esta decisión la tomamos porque no queremos sacar del todo a esa persona especial, tenerlo cerca nos da seguridad y si ya no se puede estar juntos de manera romántica, deseamos estar cerca de cualquier forma.

Ser amigo(a) de tu ex pareja es muy complejo, porque depende mucho de la situación en la que se da la separación, el tiempo que llevan separados, en los sentimientos que aún se tienen y por supuesto de si te dejaron o dejaste, o fue decisión mutua. También depende de la personalidad de las personas, la madurez y que tan dependientes son.

Así que sí está muy reciente la ruptura o si alguno de los dos tiene sentimientos por el otro, o están confundidos o a ti te dejaron, lo mejor es no ser amigos y cortar las cosas de raíz. Aquí te dejamos 5 razones para que conozcas porque es sano no ser amigo(a) de tu ex pareja.

  1. Es muy confuso: esto de la amistad después del amor romántico confunde más de lo que ayuda, y es que si estamos apegados, por cualquier cosa nos vamos a ilusionar, la relación se va volver un sube y baja de emociones. Y vamos a pensar constantemente que lo que tenemos sigue siendo una relación amorosa y vamos a volver estar juntos. Lo cual a veces uno tiene claro que es solo una amistad y otro se aferra a la idea de estar cerca de esa persona confundiendo cada cosa que se haga.
  2. Te va doler: eso de contarnos todo, va llegar un momento que va ser un martirio y te va doler demasiado cuando realmente te des cuenta que la otra persona está saliendo con alguien más, que ya no piensa en ti como tu lo haces o que tiene una nueva relación seria. ¿Qué necesidad hay de sufrir y respirar por la herida una y otra vez?
  3. No te permite cerrar el capítulo: este tipo de amistad nos ata porque como ya estamos muy confundidos y a veces ilusionados dejamos nuestra vida a un lado y nos quedamos estancados, vivimos en el pasado, en lo que era antes con la otra persona. Y no nos permite llevar un duelo amoroso adecuado, incluso en ocasiones dejamos de salir porque tenemos la sensación que tenemos que serle fiel a una persona que ya no es nuestra pareja.
  4. No enfrentas la soledad: la soledad es uno de los grandes miedos, pero lo que nadie nos dice de la soledad es que, es indispensable para conocernos, para sanarnos y para amarnos. Si somos esos amigos es muy complicado que cerremos el ciclo pero tampoco nos vamos a permitir ser felices solos, con nosotros mismos.
  5. No se supera la dependencia: el hecho de querer estar cerca de tu ex habla de un nivel de dependencia o codependencia. Esto de ser amigos no te permite cortar lazos y creas una idea que no puedes vivir sin la otra persona. Cuartando tu autonomía y siendo cada vez más doloroso con actitudes dañinas y autodestructivas.

En resumen el “podemos ser amigos” es un gran problema ya que si hay sentimientos inconclusos por parte de cualquiera, las cosas se empiezan a confundir. Esta amistad en vez de ayudar nos ata, es ponerle sal a la herida y no dejarla nunca cerrar.

Foto por Drop the Label Movement en Unsplash

Lo más recomendable es aceptar que todo llega a su fin, empacar las maletas, pasar la página y alejarte de esa persona para poder sanar.

 

No se te olvide escribirme a palomapalacios@kathariko.com y contarnos si estas razones te funcionaron para cerrar la herida y seguir con tu vida, te espero cada mes en “amor, sexo y otras adicciones”.

 

 

Referencias:

Alfaro, M. (2017). 5 razones para no ser amigo de tu ex. Psicología-online, obtenido el día 03 de julio del: https://www.psicologia-online.com/5-razones-para-no-ser-amigo-de-tu-ex-41

Paloma Palacios author

CEO y fundadora de KATHARTIKO. Contacto: palomapalacios@kathartiko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *