La familia es el primer grupo en el que nos desenvolvemos física, mental y socialmente, y durante esta travesía sin elegir nos toca convivir con uno o varios, a los que llamamos, hermano(a). Mundialmente, el 5 de septiembre se celebró a ese ser que desde chiquitos nos hizo la vida imposible o que, por el contrario, era ese ídolo(a) que siempre imitábamos o seguíamos como chicle. Este festejo se originó en honor a la madre Teresa de Calcuta para destacar la unión humana y la ayuda desinteresada hacia el prójimo, un gran ejemplo en la crianza de tus pequeñines cuando de hermandad se trata.

El vínculo entre los hermanos puede ser intenso o conflictivo, pues ¿quién no ha llorado porque su hermano(a) le quitó su peluche?, o ¿quién no ha odiado a su hermanito(a) menor porque le haya quitado la atención de sus padres y aparte tener que cuidarlo(a) cuando ellos no estaban en casa? Y que levante la mano ¿quién detestaba escuchar no ser mejor que su hermano(a)? Estas memorias quedan marcadas por el resto de la vida de tus pequeñines, pues estas interacciones son fuente de compañía que reafirman el sentido de identidad, solidaridad, autoestima y seguridad en sí mismos.

Foto por Jason Rosewell en Unsplash

Es natural e inevitable que exista una rivalidad fraterna, es decir, la lucha entre los hermanos para lograr la atención de los padres (Psiquiatría, 2019). Sin embargo, este sentimiento puede evolucionar positiva o negativamente, dependiendo de la formación que hayan recibido, y en esto tu como papá o mamá juegas un papel muy importante.

Desde la infancia de tus retoños es esencial alimentar la idea de que no hay limitaciones de edad ni de rol en la familia para cuidar, dar y compartir. Este mes en Kathartiko, si tu ideal es ver lazos de hermandad sin rivalidad, te diré como fomentar el respeto, el amor incondicional, la empatía, la unión y una sana complicidad ente hermanos, pues son cualidades básicas en la convivencia familiar desde el principio hasta el final.

El primer aspecto es educar con respeto y tolerancia. Siempre recuerda que eres el primer punto de referencia de tus retoños, por lo que, si eres flexible, valoras a cada individuo de tu hogar con su propia personalidad y respetas sus diferencias, generarás en tus hijos(as) replicas positivas con una visión confiable del mundo.

El amar con igualdad, significa que todos tus hijos tienen personalidades, gustos, necesidades y estilos de aprendizaje distintos. Evita hacer comparaciones que puedan herir su autoestima para no crear resentimientos o competencias no saludables entre ellos. Cada vez que hagas una llamada de atención o ejerzas un castigo, no otorgues etiquetas, deja claro que estás rechazando una conducta y no a su persona.

Foto por Ben White en Unsplash

Si tú como padre o madre promueves el cuidado y la protección entre hermanos(as), la empatía es un valor nato que surgirá cuando dejes que entre ellos solucionen sus problemas. En dicha relación pelearán por cualquier motivo pues buscan obtener la atención del medio que los rodea, pero de igual manera será pasajero, así que solo escucha y modera que no exista agresión física o verbal durante la discusión, permitiéndoles arreglar el desacuerdo. Tener un hermano con quien resolver conflictos, favorecerá la socialización de la agresividad, pues aprenderán a defender lo que es suyo y a respetar lo de los demás.

Por último fomenta la equidad. Que no existan favoritismos, y esto también implica prescindir la necesidad por identificar el parecido o similitud del recién nacido, infante o adolescente. Promueve las características individuales, que todos obtengan lo que necesitan y que todos realicen esas actividades sin importar sexo, género o edad.

Al final, no hay nada mejor que un “abrazo familiar” que celebre la unión a través de una complicidad y el trabajo en equipo entre hermanos. Con paciencia verás el fruto de tus acciones en un vínculo fuerte a lo largo de sus vidas.

Referencias:

El debate (2015, marzo 04). ¿Por qué hoy se festeja el día del Hermano?

Marchena, P. (2017, abril 28). La importancia del vínculo entre hermanos.

Psiquiatría, (2019). Glosario: Rivalidad fraterna.

Vilensky, A. (2016, marzo 16). Rivalidad fraterna: Amor y odio entre hermanos.

 

Alejandra Torres author

Psicologa educativa enfocada en niños y la labor de los padres, colaboradora en KATHARTIKO. Contacto: papaymama@kathariko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *