Se acercan las vacaciones de verano, las más esperadas por lo(a)s niño(a)s ya que toman un receso de sus obligaciones escolares y pasan su tiempo con amigos jugando en casa o se van de vacaciones familiares.

Al igual que con los adultos, su rutina cambia y junto con ella su alimentación, sin embargo, es importante que, aunque sean vacaciones, no dejemos de poner atención a los alimentos que les estamos ofreciendo en casa y/o fuera de ella.

Foto por Patricia Prudente en Unsplash

Cabe recalcar que en la etapa escolar es donde existen picos de crecimiento y esto hace que los requerimientos de calorías y nutrimentos (hidratos de carbono, proteínas y grasa) de los niños se vean aumentadas. Como papás debemos de tener esto en cuenta para poder brindarles una nutrición adecuada y permitirles desarrollarse física y mentalmente de acuerdo con su edad.

Es por esto por lo que los snacks o colaciones que les vamos a ofrecer a nuestros pequeños deben de cumplir unas simples características para que sean saludables, tales como:

  • Incluir frutas, verduras, alimentos de origen animal bajos en grasa (queso panela, yogurt natural con fruta, etc.), cereales sin grasa (panes integrales, amaranto tostado, etc.), grasas saludables (cacahuates, nueces, almendras, etc.) así como poca azúcar.
  • De preferencia incluir 2 tipos de alimentos para tener variedad y llamar la atención de los pequeños con colores y texturas agradables.
  • Inocua, que significa que los alimentos que les ofrezcas sean lavados, desinfectados y bien conservados para que no les cause daño alguno.
  • Porciones adecuadas, recuerda que los niños comen menos que los adultos, así que el tamaño de su snack debe de ir de acuerdo con su apetito.

Si realizamos una planeación de nuestras preparaciones será sencillo tener las porciones de snacks en el refrigerador si es que los padres trabajan y los pequeños se quedan al cuidado de un familiar o para llevar si es que asisten a un curso de verano.

Aquí en Kathartiko les dejamos algunas sugerencias de snacks los cuales no requieren mucho tiempo de preparación y se pueden conservar en refrigeración en recipientes bien cerrados.

Paletas heladas de pepino:

Ricas en vitaminas, minerales, fibra, buena opción para hidratar.

Muele 3 tazas de pepino con ¼ de taza de jugo de limón, no agregar agua y endulzar con media cucharadita de azúcar morena, luego pica jícama o mango muy fino, coloca en los moldes para paleta un poco de chile en polvo, luego la jícama o mango y por último el pepino, se deja en el congelador toda la noche y listo, a saborear unas ricas paletas de pepino.

Foto por Alex Munsell en Unsplash

Las clásicas y deliciosas palomitas de maíz:

Ideales en aporte de hidratos de carbono y fibra, bajas en calorías.

Se coloca en una olla honda ½ taza de maíz palomero, se coloca la tapa y se espera a que el maíz comience a reventar, hay que mover la olla para asegurarnos de no dejar granos sin reventar. Se pueden servir con chile en polvo, limón o al natural.

Brochetas de frutas:

Aportan vitaminas, minerales, hidratos de carbono simple, proteína y fibra.

Mezclar 1 taza de yogurt bajo en grasa, 1 cucharadita de azúcar moreno, 2 cucharadas de jugo de limón y media cucharadita de canela en polvo. Escoge la fruta que más te guste y picar en trozos medianos para insertarlos en los palillos para brochetas, usa 3 o 4 frutas para que tengas más variedad, hacer las brochetas y bañarlas en la salsa de yogurt.

Manzana con crema de cacahuate:

Nos aportan vitaminas, minerales, grasas buenas, hidratos de carbono y fibra.

Rebanar la manzana en forma circular y untar la crema de cacahuate, de preferencia es mejor realizar nuestra crema casera, esta se prepara moliendo cacahuate sin sal y listo, sin conservadores ni aditivos y hacemos nuestros snack el doble de sano.

¿Cómo ven?, estos son algunos ejemplos de snacks fáciles de realizar y prepararlos en compañía de los niños será más divertido, fomentamos la convivencia y al mismo tiempo les estamos brindando alimentos que les ayudaran a crear buenos hábitos de alimentación y a saber seleccionar mejor sus comidas.

Como éstas recetas y más te esperan en Kathartiko, dales un giro a tus preparaciones y déjanos ser tu guía para mejorar la alimentación de tu familia.

¡Te esperamos! ¡Feliz verano!

Referencias:

Subizar, P. (s/f). Snacks saludables para los niños, ricos y fáciles de hacer (recetas y fotos). Ser padres. Obtenido el día 21 de junio de: http://serpadres.com/ninos/snacks-saludables-para-los-ninos-ricos-y-faciles-de-hacer-recetas-y-fotos/51755/

Casanueva, P. Arroyo, M. Kaufer-Horwitz, (2008). Nutriología Medica, Editorial Medica Panamericana.

Ornella Hernández author

Nutrióloga y colaboradora en KATHARTIKO. Contacto: nutricion@kathartiko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *