No sé ustedes pero a mí me emociona mucho ver las caritas de los niños y niñas cuando encuentran sus juguetes el día de Reyes Magos debajo del árbol. Por varios años me quedaba hasta el día 6 de enero en mi ciudad natal para ser la Reina Maga de mis sobrinos. Este año fue diferente por cuestiones laborales, pero me gustaría contarles una anécdota que me ocurrió antes de que se acabara el año muy relevante para este artículo.

Ya pasada las fechas de navidad, llegué a ver a mis sobrinos, uno de los más pequeños (6 años) me sorprendió en la mesa con un vídeo que encontró en internet, en donde un chico de unos 18 años, en forma de sketch decía que: “Papá Noel se llama así porque en realidad son nuestros papás”, en la mesa estaba mi hermano, mi papá, mi sobrino y yo, obviamente que los adultos saltamos ante el vídeo unos manoteando el teléfono y otros como yo diciéndole ¿por qué estás viendo eso?

Ilusión y curiosidad: Reyes Magos

Foto por Mike Arney en Unsplash

En mi interior sentí que estaban corrompiendo la inocencia de mi pequeño sobrino, sentí que la magia se había acabado y como bola de nieve mis demás sobrinos se enterarían. Un poco más calmada le pregunté a mi sobrino ¿tú crees lo que dijeron en el vídeo?, mi sobrinito bastante listo me dio una explicación lógica y lo que los adultos queríamos escuchar: “el vídeo se refería que Santa Claus es Papá Noel y que es papá”. Yo ya no sabía si reírme o llorar, la realidad es que el incidente quedó ahí y mi sobrino se fue a jugar sin cuestionar nada más.

Y como esto me tomó de sorpresa y uno no sabe ser tía y por supuesto es muy complicado ser papá o mamá, ya investigando, les dejo por aquí unos consejos para que no la rieguen como yo y sepan que hacer ante las preguntas asociadas a los Reyes Magos o Santa Claus.

Consejos:

  1. Respeta sus tiempos: no todos los niños se van a cuestionar o enterar a la misma vez, es recomendable hablarles de la verdad de los Reyes Magos o Santa Claus cuando ellos estén preparados. ¿Y cuándo sabemos si están preparados? cuando comiencen a hacernos preguntas al respecto. También es recomendable que alrededor de los 11 años, si nuestros hijos o hijas aún no se han enterado, nosotros tomemos la iniciativa de hablar con ellos ya que a esa edad la mayoría de los niños ya saben y así evitas alguna situación social no placentera.
  2. Cuestiónalos: ya cuando tu pequeño tenga dudas al respecto, algo que nos puede funcionar es hacerle preguntas para saber qué es lo que piensa, por qué está preguntando y ayudar a que ellos mismos lleguen a conclusiones y lo descubran. Te pueden ayudar preguntas como: ¿qué crees tú?, ¿a ti qué te parece?, ¿qué te hace sentir eso?
  3. Decir la verdad: Si ya el pequeño o la pequeña te pregunta de manera directa, es muy importante hablarle con la verdad y explicarle la importancia de la tradición. Si tu hijo(a) siente que le has mentido, explícale que no es una mentira, coméntale lo importante y bello que es mantener el secreto y vivir esa ilusión.
  4. Vuélvelos parte de la magia: ya que saben, involúcralos ya desde la otra parte, puedes invitarlo a ayudarte a buscar los regalos de los demás pero aún mantén en sorpresa que le vas a dar e él o ella. También recuérdale lo importante de guardar el secreto para que los demás niños y niñas no se enteren.
  5. No evites la frustración: a nosotros nos encantaría que nuestros hijo(a)s o sobrino(a)s nunca se frustren o no sufran, queremos protegerlos y ponerlos en una bola de cristal. Y enterarse de la realidad de los Reyes o Santa es solo una de tantas frustraciones que tendrá en la vida y va tener que lidiar, así que manejemos las cosas de mejor manera sin escandalizar o fatalizar.
Ilusión y curiosidad: Reyes Magos

Foto por Robert Thiemann en Unsplash

Para provechar estas fechas y la situación les dejo cinco consejos más:

  1. No se trata de cantidad: no es necesario traerles toda la tienda o los juguetes de moda, lo importante es compartir en familia. Si damos mucho en ocasiones no se valora y cuando crezcan se van a frustrar porque la vida adulta es difícil tener todo.
  2. Bondad y gratitud: aprovecha las fechas para enseñarles a todos a agradecer por lo que tienen y sería muy lindo involucrar a toda la familia a dar a los que menos tienen.
  3. “No te van a traer nada los reyes si te portas mal”: tendemos a amenazar a los pequeños con frases como esta, pero estamos cometiendo un gran error. Veámoslo así, tu pequeño(a) se porta mal muchas veces al año y el día de Reyes le traen todo lo que quería, con esto les estamos enseñando que no importa como se comporte le van a dar lo que quieren, los niños son muy listos y saben que a pesar de portarse mal los Reyes le van a traer algo. Así que no uses esas frases, no condiciones los regalos con el comportamiento, al menos que realmente cumplas tu palabra.
  4. Sin celular: entre menos cosas electrónicas les des a tus hijos, entre menos tiempo pasan enfrente de pantallas les das más herramientas para la vida.
  5. TikTok: el vídeo que vio mi pequeño sobrino fue en esa app que no es para niños y por desgracia no se puede restringir, les sugiero que sus pequeños no la tengan y que no vean nada sin tu supervisión.

Espero que estos consejos te puedan servir y que aprovechemos estas fechas para agradecer, dar y que compartan ilusiones. Cuéntanos ¿qué hubieras hecho ante la misma situación?, ¿qué te ha funcionado a ti?, ¿cuál de estos consejos te ha servido?

Aprovechemos la sonrisa de los pequeños, contagiémonos y por supuesto no se te olvide que aunque seas adulto puedes sorprenderte de las pequeñas cosas que tiene la vida.

Referencias:

Navarro, M. (2015). ¿Qué debemos explicar a nuestros hijos sobre los Reyes Magos?

Paloma Palacios author

CEO y fundadora de KATHARTIKO. Contacto: palomapalacios@kathartiko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *