Desde hace algunos años se ha hecho una gran laboral para concientizar sobre los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). Incluso desde hace un tiempo el 2 de junio se conmemora el Día Mundial de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA), el objetivo de este día es dar a conocer y hacer conciencia sobre los desórdenes alimenticios,  no dejarse llevar diciendo que es tendencia o es “normal” (saludable) en los adolescentes. Aunque ya no estamos en esa fecha, aquí en Kathartiko nos parece fundamental hablar sobre algunos trastornos alimenticios, sobretodo en este artículo explicar las consecuencias físicas y psicológicas de la anorexia y la bulimia.

TCA: Anorexia y bulimia

Foto por Jairo Alzate en Unsplash

“Los trastornos alimenticios no pueden esperar” es el lema propuesto para hacer conciencia de los TCA este año. Para ello es fundamental conocer datos específicos sobre estos trastornos, te invitamos a seguir leyendo.

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria se caracterizan por un comportamiento inadecuado en relación a la comida y una obsesión por el control del peso que altera el estado físico, mental y emocional.

Uno de los mitos sobre este tema es que solo mujeres lo padecen, pero no es así, mujeres, hombres, niño(as), adolescentes y adultos son vulnerables. El origen de los trastornos de la conducta alimentaria puede ser biológico, familiar, psicológico y sociocultural.

Existen distintos trastornos de la conducta alimentaria pero en este artículo vamos a abordar únicamente la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa. Conozcamos las definiciones:

La anorexia nerviosa es el miedo intenso a subir de peso, se percibe una distorsión en la imagen corporal, en donde se ven desproporcionados (con un mayor peso) a pesar de tener un bajo peso, esto produce preocupación excesiva por no engordar.

Hay dos tipos de anorexia, el primero es restrictivo, es donde las personas que experimentan este trastorno dejan de comer, hace dietas estrictas, ayunos y/o ejercicio excesivo. El segundo es conocido como atracones/purgas, en este tipo se consumen los alimentos de manera compulsiva y luego se vomita o utilizan medicamentos de manera inadecuada para no subir de peso.

Por otra parte, la bulimia nerviosa se caracteriza por conllevar la pérdida de control de los impulsos respecto a la comida, también se caracteriza por comer de manera compulsiva y luego vomitar, hacer ejercicio físico en exceso, utilizar laxantes de manera desmedida o diuréticos para reducir el sentimiento de culpa y vergüenza. El síntoma más habitual no es la pérdida continuada de peso, sino cambios bruscos del volumen corporal.

Ambos trastornos, como todos los TCA, tienen consecuencias físicas y características psicológicas importantes, que afecta la vida de quienes los experimentan. Por eso acá te dejamos las consecuencias físicas y características psicológicas de cada una.

Consecuencias físicas

Obtenida de google, https://revolucion.news/cienciario.mx/la-anorexia-nerviosa-tiene-tambien-origen-metabolico-no-solo-psiquiatrico/

Algunas de las consecuencias físicas de la anorexia nerviosa, está la ausencia de la menstruación (amenorrea), hiperactividad, nivel bajo del peso, sensación del estómago vacío, mareos, gastritis, anemia. Este trastorno con el paso del tiempo, puede llevar a la desnutrición; incluso ocasiona que el organismo no sea capaz de realizar de manera correcta las funciones vitales necesarias.

En la bulimia nerviosa, se puede presentar deshidratación, generando a lo largo problemas cardiovasculares, problemas dentales y digestivos, específicamente en colón, esófago; debilidad músculo-esquelética, comer de manera rápida y nivel normal del peso, pero imagen corporal distorsionada.

Características psicológicas

Dentro de las características psicológicas de la anorexia nerviosa se encuentra, baja autoestima, obsesión en una parte del cuerpo en específico, deseos de tener el control, mantener orden, falta de concentración, la emoción de tristeza es persistente y la persona no es consciente de que su salud está en riesgo.

En cuanto a la bulimia nerviosa la persona si es consciente de la situación por lo que experimenta vergüenza y culpa, también se puede observar ansiedad, depresión y se corre el riesgo de refugiarse en adicciones.

Sin importar cual de estos Trastornos de Conducta Alimentaria se presenten, es necesario llevar a cabo un tratamiento interdisciplinario, en donde se cuente con el apoyo de expertos en psicología, en nutrición y en psiquiatría. Si padeces anorexia o bulimia, no tengas miedo a buscar apoyo, recuerda que no eres el/la único(a), recuerda que no serás juzgado(a) por los profesionales de la salud y con el tratamiento adecuado podrás salir adelante.

Me encantaría conocer tu opinión o si tienes alguna inquietud me puedes escribir a belencardenas@kathartiko.com. Recuerda, en la psicología exploramos y descubrimos diferentes temas, en esta sección sobre salud mental que pueden ser de beneficio a nuestro crecimiento personal. Gracias por leerme. ¡Nos vemos en la próxima exploración!

Referencia:

Asociación contra la anorexia y la bulimia de Cataluña. (s.f). ¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?

Asociación Estadounidense de Psicología. (s.f). Trastornos en la alimentación.

Manual MSD versión para profesionales. (2018). Introducción a los trastornos de la conducta alimentaria.

NIUS diario. (2020). Día Mundial de Acción por los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).

Psicología-Online. (2019). 12 diferencias entre anorexia y bulimia.

Subela. (2020). Día Mundial de Acción por los Trastornos de Conducta Alimentaria.

Ana Belén Cárdenas author

Psicóloga clínica y colaboradora en KATHARTIKO. Contacto: somossociedad@kathartiko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *