Las relaciones de pareja son muy complejas, es por ello que cuando algunas se terminan se torna difícil, y en la actualidad con las nuevas formas de comunicarnos y las relaciones en época de redes sociales se complica un poco más.

Foto por Marten Bjork en Unsplash

Si anteriormente por el hecho de tener una foto impresa en tu recámara te recordaba a él o ella y la relación que se terminó, hoy en día es como si esa foto se hubiera reproducido invadiendo todas las paredes de tu casa, volviendo más complicado cerrar ciclos.

Y es que ahora aunque demos por finalizada una relación nos topamos que esa persona está en todos “lados”: Whatsapp, Instagram, Facebook, Twitter, entre otros.

Muchas veces cuando terminamos una relación, en especial pero no exclusivamente, cuando se termina en malos “términos”, tenemos una serie de ideas como por ejemplo: querer mantener comunicación para que la otra persona no se de cuenta de que fue y es alguien importante (y sí lo es) o a veces enmascaramos nuestros deseos de regresar con esa persona y por esto mantenemos contacto, haciendo la ruptura un sube y baja de emociones y sentimientos que se vuelve doloroso.

Pero por otra parte en estás situaciones muchas veces hemos escuchado que bloquear o eliminar a nuestro ex es algo inmaduro y refleja debilidad, pero ¿realmente es así?

Hay ocasiones que sí, pero hay más en las que no se trata solo de madurez, sino de preservar tu salud mental y tu tranquilidad. Pongamos un ejemplo:

Foto por Matteo Vistocco en Unsplash

A Juan la que era su novia lo terminó hace poco; después de eso él decidió eliminar y bloquearla para no ver sus publicaciones ya que le generaban malestar, así que dejó de comunicarse con ella para poder sanar.

¿Juan es inmaduro?, yo le llamaría que él muy probable posee lo que llamamos madurez emocional, puesto que tiene la capacidad de comprender sus emociones y buscar lo mejor para su salud mental.

Puede que aún tengas dudas sobre si bloquear o no a tu ex, así aquí en Kathartiko te dejó 5 razones de por qué hacer esto no es “inmaduro”, ni representa debilidad:

  1. ¡No más comunicación!: suena fuerte pensar que después de lo que vivieron juntos, no se hablen más, pero aunque parece lo peor del mundo y no sea nada fácil, es sin duda algo que nos ayuda mucho para cerrar heridas. Es recomendable no mantener contacto al menos por unos meses, hasta que tengas seguridad de que haz cerrado el ciclo. No es que lo satanices o lo(a) odies, simplemente alejarse de él o ella representa un acto de fortaleza y decisión propia que ayuda sin duda a pasar la página, y bloquearlo o eliminarlo justamente te ayuda a mantenerte fuerte y no caer en tentaciones o confundirte más.
  2. Cerrar ciclos: esto está muy asociado con el consejo de arriba de no mantener contacto ya que te ayuda a pasar la página, cuando hay una ruptura también pasamos por un proceso de pérdida y por lo tanto hay un duelo, bloquear y/o eliminar a tu ex ayuda a que ese proceso sea más rápido y más profundo, puesto que no solo tomamos distancia física, sino también virtual.
  3. Espacio sanador: muchas veces estamos tan enfocados en ¿por qué se terminó la relación?, ¿qué hicimos mal?, ¿qué será de esa persona? y nos obsesionamos en revisar una y otra vez las redes de nuestro(a) ex, enfocándonos por horas y días en alguien más, incluso llegamos a compararnos desgastando nuestro amor propio y dejando nuestra autoestima por los suelos. Bloquear a tu ex es sin duda un respiro que te permite enfocarte en ti, en lo qué eres ahora, en lo qué quieres hacer y reconstruirte sin ninguna distracción.

    Foto por Michael Benz en Unsplash

  4. ¡Es más feliz sin mí!: la mayoría de las personas cuando terminamos una relación queremos demostrarle al ex y a las demás personas que “estamos felices”, aunque no sea cierto, por lo que comenzamos a publicar fotos en reuniones pasándola de maravilla, selfies donde nos vemos guapísimo(a)s en todas nuestras redes sociales, empezamos a cambiar nuestras fotos de perfil, intentamos tener más interacción, mandando un mensaje que parece claro pero a veces poco real “estoy más feliz sin ti” y este pensamiento nos perturba a tal grado de generar una tristeza profunda, rencor y muchas dudas.
  5. ¿Ver cosas que te lastiman?: cuando bloqueamos a nuestra ex pareja, es una oportunidad para enfocarnos en nosotros y nos da más tiempo para procesar nuestro duelo, evitando así ver cosas que te lastimarían mucho como: alguna publicación de tu ex con su nueva pareja; ¿por qué dejarías a alguien en tus redes que te causa malestar?

Si alguna cosa te causa dolor, ¿por qué no hacer algo al respecto?, bloquear y/o eliminar a tu ex puede ser una acción que te ayude a sanarte y enfocarte en ti mismo, no es inmadurez o debilidad, al contrario cuidar de tu salud mental y tranquilidad habla de que eres valiente y no hay nadie más importante que tú.

No se te olvide escribirme a palomapalacios@kathariko.com y contarnos sí bloquear a tu ex te funcionó y cómo te funcionó, te espero cada mes en “amor, sexo y otras adicciones”.

 

 

Paloma Palacios author

CEO y fundadora de KATHARTIKO. Contacto: palomapalacios@kathartiko.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *